Correspondencia

Tu naturaleza es un templo de vivos pilares

y en ocasiones dejan salir palabras de

lujuriosa pasión; entre tus símbolos voy

a esa aventura, entre tus bosques y llanuras,

símbolos que me miran con ojos familiares.

Vasta como la noche y tal cual claridad,

respondes con sonidos, olores y pasión,

ecos largos y cortos se mezclan sin

tregua.

Dejas fluir un perfume fresco dulce como

jocoque, y aparecen otros corrompidos por

el deseo, estridentes que me motivan

a trincarte en el glorioso punto de quiebre

de nuestro orgasmo.

En la expansión de cosas infinitas en nuestro

ser, abrazamos nuestras almas y los sentidos.

Anuncios

7:39 p.m.

Esas veces que tus besos me

absorben como el mar, dejado

esa estela blanca y eferveciendo,

me hago a la mar. Quimeras

navegan…, ¡tendida va mi vela!

Llegando la noche, navego sin cuidado, por las olas mecido, me

haces vibrar con todas tus pasiones

lo mismo que en un navío; todo tu

viento es favorable, tu ciclón es

lo mismo que una cuna sobre un

abismo inmenso.

Tan quieto queda tu mar.

Espacio

El ruido de mi alrededor va cerrando la posibilidad de abrirle paso a mis pensamientos.

El grito de un grupo de niños cuarta la posibilidad de concentrarme, un fugaz suspiro aprovecha y se va.

Tomó el celular y buscó las palabras que no pronunció mi lengua, sin querer me empuja la necesidad y queriendo aquí me tienen.

Me siento en un limbo que me vi obligado a ver como el más hermoso de los lugares para estar.

Sin ti

Sigue transcurriendo el día, como

otros tantos, entonces me empiezo

a impacientar; veo que el tiempo al

pasar me restregaba recuerdos y el

se quedaba solo.

Decidí salir de donde estaba y me

refugie en ese espacio, ahí donde

detento el tiempo y es solo para mí.

Escucho risas suaves pero lejanas,

esa misma risa que me contagiaba,

esa misma que me llenaba de

locuras las ideas, si, la que solo

contigo desataba.

Tu respuesta

Entra sin anunciarse los rayos del sol dándole

luz y calidez a la habitación. Por un cierto

tiempo se dibujaron imágenes en la pared,

hasta que despertaste después de haber

dormido plácidamente.

Se escuchan besos haciendo eco por toda la

habitación, después de eso te levantas y en dos

pasos entras al baño y me gritas !ven¡ que necesito

ayuda en la ducha.

Combinamos los rayos del sol que nos iluminaban

por la lluvia de la regadera. Frotaba y tallaba tu

cuerpo con jabón y sin el, tus frutos y cicatrices

con el agua resbalándose destellaba colores

metálicos, era una fiesta de colores.

De momentos me mirabas mientras tus ojos luchaban

con el agua para no perder nitidez de mi imagen. Y al

notarte te deje; te vez muy bien, en respuesta me diste

un beso apasionado.

Fugitivo soy, contigo.

Después de haber realizado mi viaje,

me encuentro en un lugar casi desconocido.

Con sentimientos encontrados mezclándose

con el aire que trae un aroma dulce, mientras

avanzó entre las calles, entre gente y puestos.

Siento una brisa casi imperceptible, que me

abraza y me hace sentir ligero.

Todo lo que veo es algo especial, como si no

lo hubiese visto, como si todo fuera nuevo,

como volviendo a atrapar nuevos recuerdos.

Sigo avanzando y algunos lugares que veía

oscuros al instante de los pasos empezaban

a brillar con un tono dorado; y escucho

una melodía que refuerza la intensidad de lo

que veo.

La temperatura es muy parecida a donde estaba

antes de partir, sin embargo era distinta, era más

agradable por que me hacía sentir pleno que

hacia años no sentía.

Llevo unos minutos en este lugar y me provoca

una revolución de pensamientos, posiblemente

este soñando y tal vez lo esté porque es un lugar

mágico.

Llego el momento que más deseé y es verte

tenerte entre mis brazos, sentir la calidez y

textura de tu voz, recorrer cada rincón de tu

pantalón entallado, manosearte las manos,

descubrirme en ese brillo de tus ojos; y lo

logre. Nos fugamos y nos tuvimos, leyendo

juntos eso que no nos decimos y no lo diremos.

¡Qué tontería! pro no podría ser de otra manera

el destino así nos preparó para este momento

sin dar pauta a más. Esto me lleva a una pregunta

¿Por qué no había querido hacerlo mientras

estaba sano? Pero para todo lo que quería hacer

ya llegaría el momento.

Persistencia

Cómo decreto de suprema potencia,

te amo, apareces en mi mundo,

entre las mujeres sólo a ti te escogí

para ser amada como la única mujer

amada.

Yo he de hacer recaer tus defensas,

retorceré cada negativa con una

flor y volver tu cuarto un jardín

de flores.

En letras

Esta sangre que me punza con filo lascivo, dejando erectas y enrojecidas mis yemas, afrenta mi parálisis desenfrenada dejándote llevar y manejar a mi placer,

Juego y acción que se conjugan con la seducción de nuestros cuerpos, el delirio le da ese toque aprensivo que nos deja en la línea jurada de morir juntos.

Nos damos premios y castigos al exprimir cada poro de pasión, las corazonadas fugitivas de dejar todo se humedecen y desencadenan abrazos eslabonados.

Despertamos

Son las horas en que la luz normalmente nos toma sin pudor, mis ojos se abren y encuentran la silueta abultada de tus caderas, mi mano se desliza entre la tibieza de la sábana y la temperatura natural que abriga tu piel.

Un movimiento brusco de tu despertar entorpece mi caricia y aún así me das la bienvenida, me besas y me abrazas, me recorres con la mirada y tus labios se abren para decirme; buen día amor ¿tomamos café?.